miércoles, 14 de abril de 2010

El caos y el orden

La verdad es que trabajar con el caos me encanta. Yo tengo mi parte de caos que esta presente y lucho a diario para organizar-la, y cuando pienso que lo tengo superado... ahí lo encuentro nuevamente. El viernes pasado realizamos una pequeña incursión a esta parte de uno mismo. Fue precioso. Es precioso ver como uno cuando esta dentro del caos, y lo acepta, se abre al orden y acaba surgiendo solo, sin la necesidad de requerirlo. Después del encuentro con el caos, realizamos un ejercicio de mirar-se al espejo, y reconocer en cada uno su luz, su sombra, su caos, su orden y utilizar el amor como hilo conductor para SER en el mundo y brilhar des de la unión e integración de todas nuestas partes. Cuando uno realmente se mira a si mismo, sobran las palabras, se para el tiempo y solo existe el instante. Cuando esto verdaderamente ocurre, es motivo de celebración. De honrar al otro, revenrenciarlo y agradecer la grandeza de la vida y la simplicidad de las verdades. Con mucho agradecimiento, hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada